MOLINO LA FAMA, S.A.





Los SRES. ZOILO DE LA PUENTE Y ARMAYOR y ROSENDO FERNÁNDEZ SUAREZ, constituyeron la Sociedad "PUENTE Y FERNÁNDEZ”        

Por Fernando Andrade Domínguez
Fecha de publicación: 2014-08-29 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Historia

     Los SRES. ZOILO DE LA PUENTE Y ARMAYOR y ROSENDO FERNÁNDEZ SUAREZ, constituyeron la Sociedad "PUENTE Y FERNÁNDEZ”, para explotar una fabrica de Velas, que adquirieron por adjudicación en remate por la ejecución judicial de un embargo por hipoteca al MOLINO DE TRIGO "LA PALMA” establecido en Villa de Seris, que desde que paso a su poder explotaron con el nombre de MOLINO HARINERO "LA FAMA”.

         Al siguiente año o sea en 1926 la sociedad se disolvió y el MOLINO HARINERO "LA FAMA” fue adjudicado en pago de parte de su haber social a DON ROSENDO FERNÁNDEZ SUAREZ, constituyéndose la sociedad en nombre colectivo "R. FERNÁNDEZ Y CIA”, con un capital de $5,000.00 aportados por Don ROSENDO FERNÁNDEZ Y JOSE RAMON FERNÁNDEZ, para continuar la explotación del MOLINO HARINERO "LA FAMA”.

         A los dos años o sea en 1928 se reformó la escritura para girar en adelante bajo el nombre de  "J. R. FERNÁNDEZ Y CIA”, por cesión de los derechos que hizo DON ROSENDO FERNÁNDEZ al SR. LUIS H. GONZALEZ, quedando constituida la Sociedad como  "J. R. FERNÁNDEZ Y LUIS H. GONZALEZ”.

         Al año siguiente en 1919 se disolvió nuevamente la Sociedad haciéndose cargo del activo y pasivo el SR. JOSE RAMON FERNÁNDEZ que continuo explotando bajo su nombre hasta 1935 en que fue constituida la firma "MOLINO LA FAMA, S.A.”.

         El Molino La Fama inicialmente molía trigo a maquila como era la practica generalizada en esa época por casi todos los molinos de trigo. Se producía harina Flor Primera como producto principal que se envasaba con la marca "La Fama”, salvado, semitilla y recierno como producto secundario. Casi alrededor de 800 toneladas al año se molían en los primeros años que poco tiempo después se incremento a 1,000 toneladas, posteriormente a 1,500 y ya para el año de 1932 se molían más de 2,500 toneladas en Villa de Seris.

         El Molino harinero "El Hermosillense”, se tomó en arrendamiento en el año de 1935 y continuo explotando el "Molino la Fama”, cambiando el nombre de Molino Harinero "El Hermosillense” a "Molino La Fama”, cerrándose el de Villa de Seris.

Molino El Hermosillense

         Al siguiente año se puso en funcionamiento el Molino de Villa de Seris y se dejó de explotar el Molino de Hermosillo y en 1937 se volvió a cerrar definitivamente el de Villa de Seris para continuar la explotación del antiguo molino "El Hermosillense”.

         En este molino la molienda fue creciendo, al principio muy lentamente, pues había problema de abastecimiento de trigo, ya que la producción no era muy abundante en la región de Hermosillo y su zona de influencia.

         En los años cuarentas, precisamente en 1941, por primera vez se obtuvo el permiso para importar trigo detonante para que en 1947 se alcanzara un volumen de  18,000 toneladas que continuó en ascenso hasta fines de 1962 en que se incrementó fuertemente la molienda alcanzándose cofras de 50,000 toneladas. Como fuente de trabajo, las operaciones de Villa de Seris en el año de 1925 en que se trabajaba en turnos de 12 horas como era la costumbre, habitualmente se ocupaban de 3 a 4 trabajadores en turno diario, dos en el nocturno y esporádicamente se empleaba otro trabajador para que se encargara de palear el trigo en el granero; en la época de recepción de semilla, solían ocuparse de dos a tres empleados adicionales.

         En el antiguo Molino "El Hermosillense” se empleaban 7 (siete) obreros en el turno diurno, 5 (cinco) en el turno mixto y 3 (tres) en el turno nocturno, incluyendo al Velador independientemente del personal eventual; el personal de oficina lo constituían 5 (cinco) empleadas.

         A grandes rasgos esta es una pequeña narrativa acerca de uno de los molinos mas antiguos en nuestro estado y que en mucho contribuyeron a crear fuentes de trabajo, servicios a la Comunidad y sobre todo la industrialización de la semilla del trigo que se convirtió en sello característico del Estado de Sonora como proveedor a nivel nacional.  

Una Recopilación de Fernando Andrade Domínguez.

 

….

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios