EL ROMANCE DEL PADRE KINO (Parte 30)





Necesitaban misioneros las misiones ya comenzadas de Sáric, Sonoita, Quíburi, Tumacácori y otras. Pedían misioneros los Comaricopas del Gila; los yumas del Colorado, los sobaipuris de Arizona, los pápagos del desierto.

Por Cruz G. Acuña
Fecha de publicacin: 2018-04-11 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad





Por Cruz G. Acuña

Las Fuerzas Implacables del Destino


    Necesitaban misioneros las misiones ya comenzadas de Sáric, Sonoita, Quíburi, Tumacácori y otras. Pedían misioneros los Comaricopas del Gila; los yumas del Colorado, los sobaipuris de Arizona, los pápagos del desierto. A pesar del constante bombardeo de peticiones que el padre Kino hacía a sus superiores, los misioneros no llegaban en número suficiente para afianzar la civilización y la fe en tan extensas regiones.

    El inolvidable padre Mora escribe que en nueve años, fueron enviados a la Pimería once misioneros, pero que ninguno pudo congeniar con Kino. Lo de los once misioneros es cierto, pero nunca llegaron al número que se requería. Lo de no congeniar con Kino es una exageración. Tal vez hubo algunos pigmeos que se regresaron porque no pudieron seguir los pasos del gigante; pero la mayor parte de estos misioneros desertaron por otras razones:

    Al padre Saeta lo desertaron; Hostinski, que estuvo en San Ignacio, era un fugitivo de la revuelta Tarahumara; cuando allá se restableció la paz, regresó a sus barrancas. El padre Barillas, no duró un mes en Caborca porque ya era viejo y no pudo resistir la prueba de la soledad y los sobresaltos. Januske desapareció de Tubutama con la revuelta pima que redujo a cenizas su misión y a él lo puso al borde de la tumba: tenía motivos para no volver. El padre Barli de Cocóspera, sucumbió ante las dificultades de la empresa y fue sepultado en Cucurpe un año antes que el padre Saeta.

    Antes de éstos habían estado con Kino: el padre Pinelli en San Ignacio; Arias en Tubutama; y Sandoval en Imuris y Cocóspera. Pero, como dice Bolton, sólo fueron aves de paso, pues pronto desaparecieron de la escena, ya que los superiores mal informados, juzgaban que no eran necesarios en la Pimería. El padre Castillejo, también enviado a la Pimería, nunca se dejó ver por estos rumbos.

    Después del padre Barli estuvo en Cocóspera el padre Ruiz. Pero éste huyó por la sencilla razón de que, un mes antes de la victoria del gran Coro, trescientos bárbaros apaches sitiaron la misión. Ruiz se encontraba allí con unos cuantos indios, pues los demás habían salido a traer provisiones. El padre Ruiz y sus indios se defendieron heroicamente y lograron salir con vida del terrible ataque. Todo fue destruido. Ruiz salió huyendo casi sin ropa y no quiso por ningún motivo regresar a aquella zona tan peligrosa. Le siguió en su puesto el padre Bayerca que también fue un ave de paso.

    Total, de los once misioneros mencionados por Mora, solamente permaneció en la Pimería un tiempo razonable, el padre Campos, en San Ignacio. Después, en 1701 vinieron otros cuatro: Iturmendi, Gonzalva, Juan de San Martín, y Barillas por segunda vez. Hicieron lo que pudieron y cayeron en el sendero como los buenos. Iturmendi murió en cuanto apenas cumplía un año de misionero; y un día, el joven padre Gonzalvo tocaba, moribundo, a las puertas de la misión de San Ignacio. Venía de San Javier de Bac donde apenas comenzaba a trabajar en la misión iniciada por Kino. Murió auxiliado por Campos quien lo sepultó en el cancel de la iglesia.

    Revueltas de los indios, política de los colonos egoístas, incomprensión de algunos superiores, arteros ataques de los apaches, dureza del clima, enfermedades, desfallecimiento de sus ayudantes, todo, parecía oponerse a Kino. La Pimería, parecía una tierra "marcada", por las inexorables fuerzas del destino.

Continuará…

….

EL ROMANCE DEL PADRE KINO

CAPÍTULO ANTERIOR:

http://www.contactox.net/vernoticias.php?artid=22065&cat=235


CAPÍTULO SIGUIENTE:



Hashtag en donde encontrará todos los capítulos publicados de este libro:

FACEBOOK:

https://www.facebook.com/search/top/?q=%23elromancedelpadrekino


TWITTER:

https://twitter.com/search?q=%23ELROMANCEDELPADREKINO&src=typd


Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios