LOS MURALES DE PALACIO DE GOBIERNO DE SONORA





Hace tiempo recibí el correo siguiente que por sí se explica. Mereció contestarlo y aprovechar para rescatar una bella página del baúl de mis recuerdos culturales, que comparto.

Por Héctor Rodríguez Espinoza
Fecha de publicacin: 2015-07-31 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Historia



Breve Ensayo

(1° de dos partes)


Hace tiempo recibí el correo siguiente que por sí se explica. Mereció contestarlo y aprovechar para rescatar una bella página del baúl de mis recuerdos culturales, que comparto.
 
Murales_Palacio_de_Gobierno_Sonora.

UNA PETICIÓN

"Muy buenas tardes Dr. Héctor Rodríguez, ¿qué tal, cómo está usted? Disculpe que lo moleste por este medio.

Mi nombre es Fabián Guerrero, Lic. en Diseño Gráfico, me dedico a la docencia así como a las actividades de la música, laudería y pintura. Estoy haciendo una maestría en Humanidades en la Universidad de Sonora y mi tesis versa sobre "El análisis técnico del mural  de Enrique Estrada", situado en el palacio de Gobierno.

Me atreví a escribirle después de haber leído su curriculum (el cual encontré muy interesante), me di cuenta que existió una relación de parte de usted muy cercana en relación a temas culturales con el  Gobernador de aquel entonces, Dr. Samuel Ocaña.

Me gustaría saber si es posible tener alguna charla o quizás que me recomendara alguna  bibliografía en relación al tema de los murales ordenados por el  ex Gobernador, quizás acerca del contexto histórico del momento, o si existe algún documento donde se describa lo que requirió el artista Enrique Estrada o el resto de los muralistas para realizar un trabajo tan importante en el Estado, como lo es el preparado del muro, materiales pictóricos.

Visité algunos lugares pero carecen de esa información, como lo es el Instituto Sonorense de Cultura, Archivo Histórico, Universidad de Sonora entre otros, pero algunos manejan información muy antigua o que se ha perdido debido al cambio de gobierno. Por parte del Gobierno he tenido serias dificultades para obtenerla o cualquier ayuda  al respecto debido a un problema que existió por un supuesto mural que borraron de la autora Teresa Moran.

Le agradezco cualquier ayuda o comentario que me haga usted llegar. Muchas gracias y  mil  disculpas por contactarlo. Saludos

Fabián Guerrero www.artmajeur.com/guerreroart "

MI RESPUESTA

En Mayo de 1982 recibí la invitación del Gobernador Dr. Samuel Ocaña para hacerme cargo de la entonces Coordinación General de Cultura y Dirección de la Casa de la Cultura, instituciones de reciente creación (la Casa edificada –cuestionadamente por su asiento geológico-  a finales del régimen del Gobernador Alejandro Carrillo Marcor e inaugurada en sus últimos días, octubre de 1979).

Atravesaban por un singular conflicto político originado por el desencuentro entre su Director fundador, Jorge Esma Bazán y una parte importante de su personal artístico, que trascendió a los medios, empañó su prometedora marcha inicial y distrajo la atención de otras tareas gubernamentales. Su micro génesis ameritaría algún análisis socio político por y para historiadores de nuestro desarrollo cultural.
 
Murales_Palacio_de_Gobierno_Sonora

MI ARRIBO

Mi gestión en esta entonces criticada pero prometedora institución del gobierno fue más bien breve,  si acaso un año nueve meses.

1982 fue el año del estallido de la crisis económica del país, que continúa sin tocar fondo cierto. (En agosto siguiente se decretó aquel drástico recorte del 8% del gasto público federal, seguido por los gobiernos locales, con todas sus consecuencias).

Los organismos culturales cuya responsabilidad se me confiaba atravesaban, también, por su propia crisis económica y política, un pesado déficit y el crédito cerrado. Discordias entre antiguos directivos y el personal, los tenían enfermos.

Lo primero, gestionar y obtener del Ejecutivo el pago de pasivos. Después, depuración cuantitativa y cualitativa del personal.

En el aspecto operativo, procedimos a embonar al subsector cultura en la subcomisión ad hoc del Comité de Planeación del Estado de Sonora COPLADES, para encauzar las acciones dentro del Plan de Desarrollo del Estado y eliminar improvisaciones y caprichos personales.

La clave era -y seguirá siendo siempre- la coordinación de esfuerzos y recursos materiales y humanos de todas aquellas entidades promotoras de cultura, de los tres órdenes de Gobierno.

En mayo de ese año se inició, en las dos fronteras del país –Sureste y Norte- el Programa Cultural de las Fronteras, de carácter presidencial y apoyado por dos notables talentos desde la esfera central: el Secretario de Educación Jesús Reyes Heroles y el Director del Instituto Nacional de Bellas Artes Juan José Bremer. Este programa permitió poner en práctica la conveniencia de la coordinación, en aras de practicar la filosofía del rescate, preservación y difusión de la identidad nacional en los municipios de la línea fronteriza con la dominante macrocultura del norte del continente, los Estados Unidos. Nos cabe el orgullo de que el programa diera inicio en forma nacional, en Nogales, en diciembre de ese año. Para el año siguiente, lo extendimos a 29 municipios del Estado.

La Casa de la Cultura -sin que con ello quiera menospreciarla- fue entonces sólo el asiento físico y el soporte humano de las tareas de coordinación de actividades del Estado, más allá de sus paredes y de los límites de la ciudad de Hermosillo. Fue esa, siempre, una atingente exigencia del gobernador Ocaña: no dejar que las actividades educativas absorbentes de la Casa de la Cultura, atraparan y atrofiaran la iniciativa de extender las acciones de Gobierno al ámbito estatal. Designé entonces como mi asesor al maestro Amadeo Hernández Coronado (+) y Director de la Casa al Prof. Ernesto López Riesgo (+). Fue grata e inapreciable la lealtad del primero.
 
Murales_Palacio_de_Gobierno_Sonora 

¿SATISFACCIONES?

- Haber tenido la oportunidad de colaborar en la difícil época de despegue del quehacer cultural del Gobierno. Haber abierto las pesadas puertas de las Secretarías de Programación y Presupuesto y de Planeación y Desarrollo y obtener, para siempre, una clave presupuestal del programa cultural; y luchar contra los tecnócratas a ultranza que suelen ver, en el gasto de la cultura, una inversión ociosa, "porque no produce nada".

- Haber sembrado, en muchos municipios, la semilla de la tarea cultural. Hoy existen, en varios de ellos, salas y Casas de Cultura, murales, monumentos, bibliotecas públicas, museos y algunos otros espacios culturales para el pueblo. Va un

RECUENTO:

- Plan de Actividades Culturales de Apoyo a la Educación Primaria, PACAEP.

- Creación del Instituto de Crédito Educativo.

- Creación de la Secretaría de Fomento Educativo y Cultura.

-  Creación del Centro de Estudios Superiores del Estado CESUES.

- Creación de El Colegio de Sonora.

- Creación del Sistema Estatal de Bibliotecas.

- Restauración de Edificios Históricos:

 * Antigua Cárcel Municipal, actual museo de la lucha obrera en Cananea;

 * Antigua Escuela Secundaria, actual Casa de la Cultura en Arizpe;

* Casa  de la familia de Alfonso P. García, actual sede de Radio Sonora y del Colegio de Sonora, en Hermosillo;

* Antigua Casa de la Familia Uruchurtu, actual sede de la Sociedad  Sonorense de Historia, en Hermosillo;

* Antigua  Penitenciaría General del Estado, actual Museo de Sonora, en Hermosillo;

* Cárcel Pública Municipal de Guaymas;

* Antigua Casa de la familia de Alfonso Bley, actual Museo Costumbrista de Sonora, en Álamos;

* Antiguo edificio Soto, actual sede de oficinas del Gobierno del Estado, en Hermosillo y

* Antiguo Cuartel del 14 Batallón, actuales oficinas de la Secretaría de Educación y Cultura, en Hermosillo.

- Sistema Estatal de Museos:

* De los Yaquis, en Cajeme;

* De los Seris, en Bahía de Kino;

* Del Transporte, en Navojoa, Sonora.

- Mural sobre la Historia de Sonora, de Enrique Estrada, Teresa Morán y Héctor Martínez Arteche, Palacio de Gobierno del Estado, en Hermosillo.

- Catalogación de los monumentos históricos y artísticos del Estado.

- Creación del Centro Ecológico de Sonora, en Hermosillo.

- Sistema Estatal de Archivos Históricos de los Municipios del Estado, el Archivo y Biblioteca Central y el Archivo Plutarco Elías Calles y Fernando Torre Blanca, en México, D.F.

- Investigación y publicación de la Historia General de Sonora, en cinco Tomos.

- Investigación y confección de Monografías Históricas Municipales y de las comunidades yaquis, del Estado.

- Creación de la Banda de Música del Estado.

- Fondo para el desarrollo de la música popular de Sonora.

- Creación de la Dirección General de Radio y Televisión DIRTE, de Radio Sonora y adquisición del Canal 6 de Televisión.

- Fondo Editorial del Gobierno del Estado y publicación de 46 títulos.

- Grabación de  8 discos de música sonorense por la Banda de Música del Estado.

- La ejecución del Programa Cultural de las Fronteras.

- La descentralización de los bienes y servicios culturales a los municipios.

- Fundación de la Universidad de la Sierra.
 
Murales_Palacio_de_Gobierno_Sonora

¿ÚLTIMAS REFLEXIONES?

Insistir en que el único modo de ejecutar un plan de desarrollo cultural para el Estado, desde el Gobierno, si se quiere tener éxito y eficacia en las actividades de esta índole, es la conjugación de elementos sine qua non: a) la coordinación, la suma de esfuerzos. En Sonora no se puede hablar de un programa de desarrollo cultural del Gobierno del Estado, sin multiplicar esfuerzos con las más importantes entidades que tienen, en el fondo, los mismos objetivos: La Universidad de Sonora (2,000 profesores y 32,000 alumnos); las demás instituciones de educación superior, públicas y privadas; autoridades municipales; INEA, INI, INAH, Dirección de Culturas Populares, ISSSTE, ISSSTESON e IMSS y otras, b) Involucrar al magisterio. Es todo un ejército promotor cultural de reserva; c) Contar con los medios masivos de comunicación social; y d) involucrar a los sectores social y privado. La dispersión y competencia en la ejecución de los mismos proyectos, corre el riesgo de quedarse en la efímera realización de eventos que alivian momentáneamente, pero no curan, uno de los más graves padecimientos del cuerpo social de Sonora: la falta de cultivo de sus tremendas potenciales espirituales.

Fuente: Héctor Rodríguez Espinoza, La Cultura en Sonora, ed. del Gobierno del Estado, 1985.

(Continuará)

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios