JAVIER SOLIS (Narrando su Propia Vida)

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Sample Image

De Acá de Este Lado

Historias Puras/ Puras Historias

Hace 46 Años Murió Javier Solís, pero Jamás se Irá

(Nota: Disculpen lectores, debido al tema, me voy a exceder de mis acostumbradas  40-45 líneas)

         \... Era el martes 19 de abril de 1966… 5:45 de la mañana… 6 días después de ser operado de la vesícula, falleció en la Clínica Santa Elena en el Distrito Federal, Javier Solís, a los 35 años de edad. Nació el Uno de Septiembre en 1931 en...

         Su nombre real, Gabriel Siria Levario.

         Dejó sin terminar, algunas grabaciones para dos películas: “Amigo Organillero” y “Payaso”.

         Javier Solís se despidió por siempre de Nogales, en su actuación en el Cine Nogales, en la Caravana Corona, 4 días antes de ser operado y Don Pedro González, promotor artístico, boxeo y de corridas de toros, mencionó al reportero, que “ese día Javier se veía muy mal... su voz no daba lo que él quería y se refugiaba con la primera voz del mariachi, que era un fondo muy alto en el que sostenía su voz débil... él me dijo que no se sentía bien.”

 Sample Image 
 Javier Solís
 

         ...Javier Solís, ya era atormentado por la hipersensibilidad de la vesícula, causándole sensaciones de aflicción en el abdomen y con esa tortura, culminó la gira. En la misma, iban entre otros, La Vitola, Manolín y Shilinsky, Tin-Tan, Los Apson y otros que no recuerdo. De niño, acompañé a mi madre, en su presentación en el Cine Lírico en Empalme, Sonora, el sábado 2 de abril. El domingo 3 se presentaron en Cajeme, en el cine del  mimo nombre y el mismo día, “dobletearon”  en Navojoa y fue la única vez que Solís “abrió” la actuación, y terminada su hora y media, salió a Navojoa y así los artistas que le seguían,  partían a la ciudad mencionada.

         Desde el momento de su muerte, se difundieron versiones distintas, sobre las causas, su lugar de nacimiento y aspectos personales distorsionados.

         Hay dos interrogantes que interesaron a este reportero. Una, de qué murió Javier Solís, aunque es el punto menos importante cuando recibo información de algún fallecido, y dos, en dónde nació.

         Las dos preguntas, fueron el centro de una plática con Marco Antonio Guevara, creador y director primero, del noticiario “Radio Periódico ACCION-XENY” y del original “Primera Plana” que trasmitíamos desde la redacción de ACCION, con el sonido del “tlac-tlac-tlac-tlac-tlac” del teletipo a nuestras espaldas.

         ...Eran los primeros días de abril de 1974 y Guevara dijo, “búscale Cesarín, trata de encontrar su registro civil aquí en Nogales o en la Ciudad de México, directo a la clínica, ubica el certificado de defunción, contacta a la Sociedad de Compositores, Clubes de Javier Solís… tú búscale”.

         El día 19 de abril en 1974, un viernes, hicimos un programa especial en XENY en Primera Plana y en el programa “ALTA FIDELIDAD” a las 11 de la noche, que conducía Guevara con la asistencia nuestra, y se lo dedicamos a Javier Solís. Ese día, difundimos una entrevista con el cronista Monarque y declaraciones en la misma voz del cantante, que afortunadamente quedaron grabadas 12 o 13 años antes de su fallecimiento, en la que enfatizó, “soy de Nogales...ahí nací....”

         Ese tiempo, este reportero, -en aquél tiempo recién cumplidos los 21-, trabajaba simultáneamente para los dos medios mencionados, radio y periódico, y me di a la tarea de encontrar personas que conocieron al extraordinario cantante, y uno de ellos, Don Adalberto Monarque, Cronista de la Ciudad, simplemente me dijo: “Yo no he podido encontrar el certificado de nacimiento de Javier Solís en Tacubaya, Distrito Federal… pero él mismo me dijo que nació aquí en Nogales”. Don Adalberto, tenía en su tienda, varias fotos de Javier Solís, cuando trabajaba como carnicero en el Mercado de Nogales, y fotos con él apoyado en uno de los mostradores.

         Durante 1950-1953, Solís asistía a La Caverna y cantaba con otro grande que salió de ese lugar, Emilio Gálvez.

         Como señalamos, Javier Solís, trabajó como carnicero en el antiguo Mercado Municipal de Nogales, en Avenida Álvaro Obregón y Ochoa y en la parte oeste, hacia el callejón, Don Adalberto, tenía su tienda “Abarrotes Monarque”, así es que tuvo contacto en muchas ocasiones y platicaba seguido, con quien se convertiría en gloria del bolero ranchero.

         Por su parte, Don Demetrio Kyriakis, dueño del histórico restaurante “La Caverna”, dijo a este reportero: “En la solicitud que Javier llenó aquí conmigo, establece que nació en Nogales”. Se refería al empleo como cantante del mariachi de ese lugar.

         Este reportero, solía ir seguido a platicar con don Demetrio, que sacaba por las tardes una silla a la banqueta del restaurante y ahí, un día al despedirme, me dijo: “¿Sabes qué? en el primer disco de Javier, -que él  me regaló-, en la contraportada está su biografía que él mismo narró a los señores de Discos Columbia de México… así es que si él lo dijo que nació en Nogales… pues es de Nogales… te voy a traer el disco.”

         Y efectivamente, en la contraportada del primer LP de Javier Solís, con las canciones “Mi Ultimo Bolero”, “Amor Mío”, “Sabrá Dios”, “Nunca Jamás”, “Por qué Negar”, “Angustia”, “Que Te Importa” y “Empate de Amor”, J.R. Dueñas de Discos Columbia de México, escribió lo que fue parte de una narración del cantante y que quedó grabada, incluyendo “norteño cien por ciento, oriundo de Nogales, Sonora” y el cantante señaló en varias ocasiones, “del Barrio de la Cañada”.

         El cantor declaró en entrevistas  que sus padres adoptivos, (sus tíos Valentín de oficio panadero y Angela López), lo llevaron por primera vez  a la Ciudad de México en 1939. A ellos los consideró siempre, como sus verdaderos padres, y después, de jovencito, regresó a la frontera y ya había participado y ganado, muchos concursos de aficionados en el D.F.

Sample Image

         Bien. ¿Y de qué murió?

         El cantante que nos sigue llegando al corazón, murió de eso: Dolor del corazón.

         El diagnóstico médico lo certificó así: “Desfallecimiento cardíaco, desequilibrio electrolítico (colecistectomia)”.

         De eso murió... pero nunca se irá el cantor de la voz sin mancha, que nos sigue haciendo suspirar y a veces... llorar.

(Bibliografía: "Cien Años de Boleros", de Jaime Rico Salazar, Bogotá; “El Señor de Sombras: La Vida de Javier Solís” (Serie 3 gallos), de José Felipe Coria, UNAM, México, 1995; "El Libro del Bolero", Alianza Editorial, por Tony Evora;  "Te Amaré Toda La Vida", por Víctor Hurtado Oviedo. Archivo personal, crónica publicada en el periódico ACCION el viernes 19 de abril, 1974, por el autor de esta crónica.)

         De eso murió... pero nunca se irá el cantor de la voz sin mancha, que nos sigue haciendo suspirar y a veces... llorar.

         (Bibliografía: "Cien Años de Boleros", de Jaime Rico Salazar, Bogotá; “El Señor de Sombras: La Vida de Javier Solís” (Serie 3 gallos), de José Felipe Coria, UNAM, México, 1995; "El Libro del Bolero", Alianza Editorial, por Tony Evora;  "Te Amaré Toda La Vida", por Víctor Hurtado Oviedo. Archivo personal, crónica publicada en el periódico ACCION el viernes 19 de abril, 1974, por el autor de esta crónica.)


 

….

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar