CALLE DOCTOR AGUILAR

Ratio:  / 0
MaloBueno 
 
 Sample Image
       Es un honor para nosotros publicar las colaboraciones del distinguido Notario Público Lic. Juan Antonio Ruibal Corella, quien amable y desprendidamente nos autorizó a publicar su más reciente libro (aún no salido a la luz) “PERSONAJES DE LA CIUDAD” (Nombres de algunas de las calles más representativas de Hermosillo).

         Agradezco profundamente su buena disposición y reconozco públicamente el apostolado por la cultura de tan distinguido ciudadano.

Claudio Escobosa Serrano

Editor

Abril de 2011.


 

CALLE DR. AGUILAR
COLONIA CENTENARIO 

         Médico, Benefactor, Artista y Político. El Doctor Fernando Aguilar Aguilar nació en Hermosillo, el año de 1856, hijo del Lic. José de Aguilar Domínguez quien fue Gobernador del Estado y Doña Jesús de Aguilar Maytorena. Su infancia y juventud transcurrieron entre la hacienda de sus padres en Topahue y la ciudad de Hermosillo.

       Hizo sus estudios profesionales en la Escuela Nacional de Medicina, graduándose de médico cirujano en abril de 1885. Mientras realizaba sus estudios, conoció a la que fuera su esposa la señorita Julia Quintana Oviedo, con quien procreó a Julia Isabel, Fernando, Alberto, Benito Octavio y Germán.
 Sample Image 
 DR. FERNANDO AGUILAR AGUILAR 

         Un mes más tarde, estableció consultorio en su ciudad natal y ejerció su profesión por largos años. Su pasión fue siempre la medicina y sobre todo, la atención a los desvalidos, ya que para él era más importante acudir a las barriadas y atender al necesitado, sin importar en ocasiones la actividad política o social siempre presto a un parto, atender algún niño enfermo o brindar el consuelo al menos afortunado. Nunca le gustó manejar vehículos de combustión, por lo que usaba una calesa jalada por un caballo y ya maduro, sus hijos lo transportaban a la atención de sus pacientes.

         Pero aparte de su profesión, el Dr. Aguilar fue un hombre polifacético. Tocaba magistralmente el piano. Se cuenta que en una ocasión vino a Hermosillo el célebre violinista alemán Helmut Peippers. En dicha ocasión, el artista no cobró nada con la condición de que se le proporcionara una orquesta de cámara, formándose de inmediato la citada orquesta, participando Aguilar como pianista, Ignacio Andalón en el clarinete y el maestro Antonio Arreola. La función celebrada en el antiguo Teatro El Coliseo, que después fue el Cine Noriega ubicado en Ave. Obregón y Garmendia, fue todo un éxito.

         Sus ratos de descanso los fines de semana los pasaba en la Hacienda Noria del Verde que tuvo en copropiedad con su hermano Víctor, de ahí se comunicaba con el resto de las haciendas del rumbo con Hermosillo y San Miguel de Horcasitas por sistema telefónico carrier, que aprovechaba para consultas de sus pacientes y todavía se daba el lujo de pintar bellas obras que conservan sus descendientes.

         También desarrolló una íntensa actividad docente y académica, desempañando en el Colegio Sonora la cátedra de matemáticas y fue conservador del gabinete de Física y Química y Presidente de la Sociedad Auxiliar de la Mexicana de Geografía y Estadística y dirigió varios años el Hospital Civil del Estado. Amigo del célebre músico Rodolfo Campodónico, se cree que le encargó el vals Julia para su esposa e hija.

         Pero si lo anterior fuera poco, también se dio tiempo para destacar notablemente en la política estatal. Fue diputado en más de diez legislaturas durante la administración Torres-Corral-Izábal y Gobernador Interino nombrado por el Congreso del 9 de enero al 22 de febrero de 1899, del 24 de mayo al 8 de junio de 1905 y del 18 de julio al 10 de septiembre de 1906.

         Sin embargo, su gran pasión fue la medicina. El Ing. Juan de Dios Bojórquez lo llamó “El Médico de los Pobres” y escribe: “Ejerció la profesión casi medio siglo… Hombre de recursos pecuniarios, ejercía la medicina como un apóstol. Cobraba únicamente a los ricos. Los pobres sabían que los atendía solícitamente y gratis. Muchas veces se lo llevaron con grandes apuros a las afueras de la ciudad y a altas horas de la noche para no pagarle nada.

         “Vivió bastantes años. En los últimos fue perdiendo la salud, sobre todo porque no descansaba. Siempre estaba dispuesto a ir a donde los pobres lo llamaban. Modesto. Amable. Ejercía su noble profesión con desinterés. Vivía para los demás. Fue un varón justo y austero”

         Falleció el 15 de abril de 1930, en la calle Morelos 88 (hoy Insurgente Pedro Moreno), acompañado de sus hijos, nietos y hermanos, asistido por sus amigos los Doctores Ruperto L. Paliza y Domingo Olivares, quienes también destacaron tanto en la ciencia como en la política.

-------------------------------------

Datos biográficos y fotografía proporcionados por el C.P. Armando Aguilar Tirado, bisnieto del personaje.

V. Juan de Dios Bojórquez “El Médico de los Pobres” Periódico El Tiempo, Hermosillo, edición del sábado 19 de abril de 1930.

….

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar