AL BAT – BETO ÁVILA: A cuatro años de su deceso

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

 Sample Image 
 Roberto "Beto" Ávila
 

        A cuatro años de su partida física, este 26 de octubre rendimos memoria y evocamos la notable trayectoria en el béisbol del gran Roberto “Beto” Avila.

         Catalogado como uno de los máximos exponentes de nuestro béisbol, en 1954 logró la proeza de ser el primer campeón bateador mexicano y de Latinoamérica jugando para los Indios de Cleveland.

         Fue en medio de un clásico otoñal (Red Sox-Cardenales), cuando nos llegó la noticia desde Veracruz de su lamentable deceso a sus 78 años de edad.

Sin duda, fue una noticia que consternó al mundo del béisbol.

         Una descompensación de glucosa (diabetes) y una infección pulmonar, terminaron con la vida del más grande pelotero azteca de su tiempo tanto en México como en Ligas Mayores.

         Sus restos mortales fueron velados en una funeraria ubicada en el Fraccionamiento Floresta de la ciudad y puerto de Veracruz, acudiendo cientos y cientos de admiradores, amigos y peloteros a darle su último adiós.

 Sample Image 
 Beto Avila 

        Su muerte ocurría exactamente medio siglo después de lograr el título de bateo (.341) y participar en el Clásico Otoñal contra los Gigantes de Nueva York que se llevaron en aquel 54 el banderín en cuatro juegos a pesar de que su equipo había establecido en la Liga Americana el récord de 111 victorias en campaña y era el gran favorito.

         Debemos recordar que precisamente al cumplirse ese año cinco décadas de su gallardete ofensivo, la Liga Mexicana de Béisbol decidió rendirle homenaje poniendo su nombre a la temporada 2004.

         Había sido en 1948 cuando fue contratado por los Indios para ocupar el lugar que dejaba vacante una gran estrella, Joe “Flash” Gordon, logrando en 1950 quedarse de titular en base a su talento, coraje, dedicación y determinación.

         Jugó diez temporadas con Cleveland y luego concluyó su carrera ligamayorista en  1959 con Orioles, Medias Rojas y los Bravos de Milwaukee, que estuvieron a punto de ir al Clásico Otoñal. Sin embargo, tras quedar empatados en el primer lugar, los Dodgers de Brooklyn les ganaron el play off.

         Imagine, ¡se hubiera despedido jugando una Serie Mundial! con aquellos Bravos que iban por su tercer banderín consecutivo del circuito, pero eso ya es historia.

         Vio acción e tres Juegos de Estrellas (52-54-55); capturó la corona de triples en el 52 y la de fildel el 53. Apareció en la lista de candidatos a JMV en 1951 y 1954.

         En su trayectoria de once años en la Gran Carpa, el gran segunda base promedió .281 con 80  cuadrangulares y 467 impulsadas; todo en 1,300 partidos.

Sample Image
 
 Beto Ávila con Cleveland
 

Gran amistad

         A Beto Ávila lo traté muy de cerca en el bello puerto jarocho a fines de los 70´s, logrando gran amistad con él, imagine qué privilegio.

         Y es que la cercanía se dio cuando realicé mi servicio social en el área de Difusión y Relaciones Públicas de su alcaldía de Veracruz, lo que se extendió hasta el término de su gestión.

Sample Image

        ¡Cuantas veces nos quedábamos por las tardes en su oficina platicando sobre su vida en el béisbol!... o bien, tempranito en las mañanas, escuchando y compartiendo sus vivencias y anécdotas al lado de su selecto grupo de amigos con quienes tomaba el exquisito café ahí en la Merced del edificio de la Lotería Nacional, casi de frente al Parque Zamora.

         Beto fue alcalde de su ciudad; fue diputado federal, presidente de la Liga Mexicana y dos parques llevan su nombre: el de su ciudad natal jarocha y el de Cancún…. ¡qué honor!

De Beto, cuánto hay que decir:

         Fue un pelotero que te podía hacer pisa y corre desde segunda base con un elevado al jardín central; lo hizo en la Gran Carpa y en la Costa del Pacífico. Un jugador muy vivo e inteligente. Un miembro distinguido del Recinto de los Inmortales de México desde 1971.

         Imposible olvidar, por ejemplo, lo que hizo el 20 de junio de 1951: tenía 25 años y jugando en el Fenway Park de Boston conectó tres jonrones, anotó cuatro y empujó la misma cifra y con sus imparables acumuló 15 bases con hits, quedando a sólo una de las 16 que ya ostentaban Ty Cobb, Lou Gehrig, y Pat Seery.

         Fue quizá el mejor día de su historia en Ligas Mayores. Ese “truco” de tres jonrones en un juego (uno de campo), lo ubicó como el primer mexicano en alcanzarlo, algo que ya también hicieron Vinicio Castilla y Erubiel Durazo.

En la pelota mexicana 

 Sample Image

       En 1947, Beto Ávila también fue campeón bat (.346/Pericos de Puebla), terminando con la racha de coronas que tenían los peloteros extranjeros de la Mexicana de 1938 a 1946.

         El primer “champion” bat había sido Alfonso “Guacho” Nieto en el 37, el primer año que el circuito fundado en 1925 tuvo estadísticas (.476 con el Agricultura, pero tan sólo en 22 juegos). Por eso se considera que al jugar y ser campeón bat en 113 partidos, corresponde a Beto Ávila el honor de ser el primer campeón bateador mexicano.

         Después de Nieto y antes de Beto, fueron campeones bats, Martín Dihigo, Lázaro Salazar, “Cool Papa”  Bell, Burnis Wrigth, Monford “Monte” Irvin, nuevamente Wrigth, Alberto Hernández y Claro Duany (45-46).

Jugaba béisbol…¡y futbol!

         Una vez me dijo Zenón Ochoa que fue él quien “descubrió” a Beto Ávila, por lo que fue a hablar con sus padres en el puerto jarocho para que le diera permiso de jugar béisbol profesional.

         Y es que ya a sus 13-15 años Beto jugaba al mismo tiempo futbol (ala izquierda con el Club España de Veracruz) y, como su hermano Pedro “Perico” Ávila, también destacaba de pítcher y jardinero con los equipos Tranviarios y Standard Fruit, de Tercera Fuerza.

         Ya con el permiso en la mano, jugó en la Liga Regional e Invernal (1941) en Tierra Blanca y en el 42 con los Cafeteros de Córdoba, siendo el tercera base, pero cuando llegó Molinero Montes de Oca a la tercera, fue enviado al jardín derecho.

         Sin embargo, muy pronto le pediría al mánager y dueño del equipo, Lázaro Penagos, jugar en la segunda base… y de ahí en adelante, clase de historia escribió en esa posición.

         Ya en la Liga Mexicana, en 1943 debutó con los Pericos de Puebla Mexicana de Verano y al término de la temporada recibió el nombramiento como Novato del Año.

         Cuando en 1946-47 fue a jugar a la fuerte liga invernal cubana con el Marianao, perdió el título ante Lou Klein (.324 por .323) ya que su paisano Vinicio García (Cienfuegos) le cortó en un partido dos hits con atrapadas de antología que le quitaron el gallardete.

 Sample Image 
 Beto Ávila
 

        En esa temporada también fueron a jugar Jesús “Chanquilón” Díaz, Angel Castro y Jesús “Cochihuila” Valenzuela.

         Otra corona de bateo la logró en la Liga Invernal Veracruzana en 1953-54 al promediar un excelentísimo .408.

qEn la Costa del Pacífico fue todo un estelar durante 15 juegos en que vio acción con los entonces Trigueros de Cd. Obregón en la campaña del 48-49.

         El jarocho bateó .369 sin ponche alguno y casi ayudaba al equipo a ser campeón junto con Ray “Mamerto” Dandridge, Angel Castro, Agustín Bejerano, Eloy Barrera, Bill Curley, Manuel “Popeye” Salvatierra y los pítcher Walter McCoy (estableció marca de varios años con diez triunfos seguidos); Procopio Herrera, Raymund Brown y Al Rodríguez.

         En la Mexicana tuvo su campaña de despedida en 1960 con los Tigres del México, y por supuesto que fue pieza clave para que ganaran el campeonato, faltaba más.

         Ese año bateó .333 e impuso récord de 125 anotadas en campaña. Con aquel equipo tripulado por Memo Garibay, también brillaron los lanzadores Memo Luna y el cubano Luis Tiant, quien más tarde sería una gran estrella con Indios, Red Sox y Yankees de Nueva York, ya sabe usted.

         Sin duda… sin duda…. Muchas cosas que contar, evocar, recordar alrededor de Beto Avila quien seguramente allá en el cielo también ya conquistó otra corona de bateo, que si no.

En su memoria.

 Sample Image

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

....

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar